Biografía

00307644

Baltasar Garzón Real nació el 26 de octubre de 1955 en la localidad jiennense de Torres. Segundo de los cinco hijos del agricultor y posteriormente empleado de gasolinera Ildefonso Garzón Cruz. Actualmente una calle de Torres lleva el nombre del jurista. Estudió en los seminarios de Baeza y de Jaén, pero poco después, abandonó los estudios eclesiásticos.

La familia se trasladó a Sevilla, donde Baltasar  Garzón se licenció en Derecho por la Universidad de la capital andaluza en el año 1979. Después de superar las oposiciones con el puesto número 11 de un total de 51 aspirantes, comenzó su carrera judicial el 13 de febrero de 1981 en el juzgado de Valverde del Camino, provincia de Huelva. Unos meses antes, en noviembre de 1980, contrajo matrimonio con María Rosario Molina, con la que tiene tres hijos.

Accedió en 1980 a la carrera judicial aprobando la oposición a Juez de 1ª Instancia e Instrucción con el número 11 de su promoción. En Febrero de 1981 fue nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucción de Valverde del Camino (Huelva).

El 29 de julio de 1981  fue nombrado Juez de Primera Instancia e Instrucción de Villacarrillo (Jaén). En Julio de 1983 obtuvo el ascenso a Magistrado. Su primer destino fue Vitoria (Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Vitoria (Álava) El segundo, en noviembre 1984, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Almería. En Febrero de 1987 se le nombró inspector delegado del Consejo General del Poder Judicial para todos los Tribunales de Andalucía.

En febrero de 1988, llegó como titular al Juzgado Central de Instrucción núm. 5 de la Audiencia Nacional. Sus  competencias eran las marcadas en el artículo 65 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, más la de terrorismo.  Desde este cargo, como uno de los cuatro jueces encargados de instruir causas contra el terrorismo y el narcotráfico, dictaría numerosos sumarios contra la organización terrorista ETA y varios casos importantes vinculados al tráfico de drogas, como las operaciones «Nécora» (1990), con la que desarticuló la organización liderada por Laureano Oubiña, y «Pitón» (1991), con la detención de los integrantes del llamado «clan de los Charlines», que «faenaban» en las costas gallegas.

En mayo de 1993, quedó en situación de servicios especiales en la carrera judicial,  al presentarse como independiente en las listas del PSOE a las elecciones legislativas de ese año y obtener el acta de Diputado al Congreso por Madrid.

En Julio de 1993, fue nombrado Secretario de Estado-Delegado del Gobierno, para el Plan Nacional Sobre Drogas. Durante el tiempo que ocupó este puesto coordinó siete Ministerios y a las Consejerías correspondientes de las 17 Comunidades Autónomas de España con presupuesto propio, desarrollando una permanente tarea de coordinación con las organizaciones sociales y el Parlamento. Creó además una nueva  estructura que ha estado vigente hasta 2005 y ha evolucionado consolidando la acción en la lucha contra el narcotráfico en el Ministerio del Interior.

Coordinó asimismo la política internacional del Gobierno en materia de drogas asistiendo a los organismos de  la ONU en Viena y New York en cumplimiento de esa representación y firmando acuerdos bilaterales con otros países, como por ejemplo Alemania o Portugal, entre otros.

El 16 de Mayo de 1994, tras dimitir del cargo de Secretario de Estado y renunciar al acta de diputado, se  reincorporó a su puesto como magistrado en el Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional.

El 1 de marzo de 2005, como consecuencia de una licencia por estudios conferida por el Consejo General del Poder Judicial, se incorporó como Senior Fellow al Center on Law and Security, School of Law,  de New York University, y, como Catedrático titular de la cátedra «Cultura y civilización español» en el King Juan Carlos I of Spain Center de New York University.

El 30 de Junio de 2006, regresa a su actividad como Magistrado-Juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

El 16 de octubre de 2008, Garzón se declaraba competente para investigar los crímenes del franquismo en tanto que crímenes contra la humanidad, aunque poco después se inhibió en favor de los juzgados territoriales donde se encuentran las fosas de las víctimas. El sindicato ultraderechista Manos Limpias, presentó una querella contra Garzón por prevaricación  (dictar a sabiendas una resolución contraria a derecho), denunciando que se había extralimitado en sus competencias en la investigación del franquismo. En mayo de 2009, el Tribunal Supremo la admitió a trámite y después también admitió otras dos querellas de Libertad e Identidad y Falange Española de las JONS.

En 2010 a causa de la apertura del juicio oral llamado de la Memoria Histórica, fue suspendido en sus funciones.

El 23 de mayo de 2010 la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya le designó Consultor externo.

El 20 de mayo de 2011 se le nombra Consultor externo de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA en Colombia.

El 7 de julio de 2011, se integró en el Comité de Prevención de la Tortura del Consejo de Europa.

En Noviembre de 2011, comenzó su labor de coordinador de la Veeduría internacional sobre el proceso de reforma de la Función Judicial en Ecuador, hasta enero de 2013.

Garzón preside la Fundación FIBGAR, organización pro Derechos Humanos y jurisdicción universal, cuya sede también está constituida en Madrid. La Fundación tiene en la actualidad programas en desarrollo en España, Argentina, Colombia y México.

Dirige el bufete ILOCAD SL. (International Legal Organization for Cooperation and Developement), con sede en Madrid. En este marco, entre otros asuntos, coordina la defensa internacional, pro bono, de Julián Assange y Wikileaks.

Entrevista a Baltasar Garzón en Radio Chile

COMO JUEZ

La competencia como Juez en los últimos 22 años se ha concretado en las siguientes materias:

  •  Investigación de delitos de terrorismo.
  •  Investigación de delitos de narcotráfico y blanqueo de dinero.
  •  Investigación de delitos de falsificación de moneda.
  •  Investigación de delitos de criminalidad económica y financiera organizada y fenómenos de corrupción anejos a la misma.
  •  Investigación de delitos de genocidio, tortura, terrorismo y otros crímenes internacionales.
  •  Causas de extradición pasiva y órdenes de detención europeas y delitos cometidos en el extranjero.
  •  Cooperación Jurídica Internacional.

Entre algunas de sus principales actuaciones figuran

Terrorismo

ETA. 1988 en adelante. Innumerables investigaciones sobre grupos operativos de la organización terrorista así como la detención de los responsables de numerosos atentados, con resultado de muertes, secuestro, extorsión, amenazas, incendios, daños, intervención de explosivos, armamento pesado… Realizó actuaciones  contra otras organizaciones satélites como  la denominada Kale Borroka o los grupos Y.

Garzón diseñó un sistema operativo por el que se ha podido investigar a KAS, EKIN, XAKI, JARRAI, SEGI, Gestoras Pro amnistía, ASKATASUNA, EGIN, un entramado de empresas que daban soporte a la organización declarando la ilegalidad de varias formaciones. Tanto el Tribunal Constitucional español como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos respaldaron estas actuaciones.

1998. Clausuró el diario Egin y la emisora de radio Egin Irratia, acusados de colaboración con ETA. En el  2001 dictó orden de cierre de la revista Ardi Beltza  cuyo director, Pepe Rei, ya había sido anteriormente procesado por el «caso Egin».

2001. Ordenó la detención de trece personas vinculadas al movimiento Gestoras Pro Amnistía (Gestorak), organización abertzale de soporte en la lucha por la repatriación de los presos de ETA dispersos. También acometió la ilegalización de Batasuna, en un auto publicado en Madrid el 26 de agosto de 2002, por un presunto delito de integración en organización terrorista.

2003. Baltasar Garzón suspendió las actividades y ordenó la clausura de los locales en España y en el extranjero del Partido Comunista de España reconstituido PCE(r) por considerarlo el brazo político de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (Grapo)

GAL. Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) fueron agrupaciones parapoliciales que practicaron lo que se ha denominado terrorismo de Estado o «guerra sucia» contra la organización criminal ETA y su entorno. Garzón investigó la acción de esta banda a raíz del secuestro de un ciudadano francés, Segundo Marey. Como consecuencia final fueron condenados a prisión diversos ex altos cargos y funcionarios del Ministerio de Interior, entre ellos un ministro.

Protocolo Garzón. Baltasar Garzón incorporó a sus investigaciones sobre delitos de terrorismo un procedimiento para reforzar las garantías de los detenidos en régimen de incomunicación para casos de terrorismo,  respetando los estándares internacionales de organismos de Naciones Unidas y de Derechos Humanos que en ese momento no se asumían en España. Se denomina «Protocolo Garzón».

Guantánamo. Como juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón abrió en 2009 una causa para investigar a los posibles «autores materiales, inductores, cooperadores necesarios y cómplices» de los delitos de torturas cometidos en Guantánamo a partir de las denuncias de Hamed Abderrahman Ahmed, de Lahcen Ikassrien, de Jamiel Abdul Latif al Banna y de Omar Deghayes. Wikileaks  desveló en noviembre de 2010 que  Garzón fue considerado peligroso para los intereses de EE.UU. y se buscó la fórmula para que no continuara con sus investigaciones.

Narcotráfico. Realizó grandes operaciones contra el narcotráfico y el blanqueo de capitales de la droga, tanto de redes locales como de bandas criminales internacionales. Como es el caso de la operación Nécora, Hielo Verde, Troika, UCIFA, entre otras muchas.

Delitos económicos. Garzón ha llevado a cabo importantes acciones contra la corrupción y los delitos económicos como es el caso de la operación Pretoria o de la operación Gürtel por cuya causa fue condenado a inhabilitación por el Tribunal Supremo.

Memoria histórica. Se declaró competente para investigar los crímenes de la guerra civil y el franquismo iniciando la causa de la que se tuvo que inhibir a favor de los juzgado territoriales. Se encontró con una fuerte oposición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Gracias al proceso que inició salió a la luz la existencia de más de 130.000 desaparecidos. También por este caso fue procesado si bien absuelto por el Tribunal Supremo. Garzón es el único magistrado español que se ha atrevido a abordar estos delitos.

Justicia universal. La orden de arresto del dictador chileno Augusto Pinochet o el caso Scilingo y los vuelos de la muerte de la dictadura argentina, dieron a Garzón fama internacional.

Top