Operación UCIFA

La investigación del caso UCIFA, que culminó en agosto de 1991, comenzó en 1988 a raiz del testimonio de un guardia civil sobre el “extravío” de 38 kilos de cocaína de un alijo. Esta y otras cantidades eran droga que los guardias civiles implicados en la trama utilizaban para pagar a sus confidentes.

La Audiencia Nacional condenó a seis oficiales y agentes de la Unidad Antidroga de la Guardia Civil a penas de entre uno y nueve años de prisión por considerar que integraron una “organización” de narcotrafiantes que entregaba drogas a sus confidentes en pago por sus servicios, y provocaron envíos desde Suramérica para incautar los alijos “y obtener así Ilusorios méritos”

____________________
Artículos de prensa