Operación Gürtel

Baltasar Garzón instruyó desde la Audiencia Nacional el llamado Caso Gürtel, que posteriormente sería uno de los tres casos por los que fue juzgado y apartado de la carrera judicial. Se trata de una trama de corrupción masiva vinculada al Partido Popular, que después se dividió en tres partes, dos enviadas a los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia y una tercera al Tribunal Supremo, ya que aparecían imputados diputados y senadores regionales y nacionales.

Durante la instrucción el juez ordenó, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, intervenir las conversaciones de los implicados detenidos con sus abogados, para evitar la ocultación de millones de euros. Los implicados se convirtieron en acusadores, presentando cargos por prevaricación y contra las garantías de la intimidad. Ultraderechistas de Manos Limpias y de Falange, abogados enfrentados a Botín e implicados en el caso se unieron a la denuncia contra Garzón, en una clara ofensiva que combinada con otros dos importantes casos, el de la Memoria Histórica y el de los cursos en la Universidad de Nueva York, terminaron con la carrera del jurista como juez.

_____________

Artículos de prensa