Cooperación jurídica internacional

 

imagesCACMV1A6.jpg

A lo largo de 22 años ocupando el cargo de Magistrado-Juez del Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional, Garzón acumuló una amplia experiencia en Cooperación  Jurídica Internacional con numeroso países,  entre otros: América Latina: Argentina, Colombia, México, Venezuela, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Panamá, Guatemala, Bahamas, Chile, Ecuador, Costa Rica, Perú, República Dominicana, Puerto Rico.

En Europa: Francia, Gran Bretaña, Holanda, Bélgica, Suiza, Italia, Portugal, Turquía, Albania, Austria, Hungría, Polonia, Andorra, Chipre, Alemania, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Irlanda, Mónaco, Noruega, Liechtenstein, Jersey, Rusia, y Grecia.

En África: Marruecos, Argelia, Egipto, Sudáfrica, Cabo Verde y Mozambique.

En Oceanía: Australia; en Asia: Israel, Jordania, Siria, Líbano, Yemen, Arabia Saudí, Irak, Afganistán, India, China, Laos, Indonesia.

Norteamérica: Canadá y EEUU.

Con organismos internacionales: Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoeslavia, Corte Penal Internacional y Comité de Justicia del Senado de los EEUU, en el caso Pinochet, entre otros.

La internacionalización de las investigaciones criminales competencia de la Audiencia Nacional, imponen  una gran dedicación y una inercia que si no es debidamente controlada y dirigida puede frustrar gran parte de las investigaciones iniciadas. Por eso es importante el conocimiento, armonía y buena relación con los órganos judiciales, policiales y político-institucional de otros países.

La labor de acercamiento institucional y personal resulta básica para el éxito de una buena cooperación en el combate frente al terrorismo, tráfico de drogas, crimen organizado, delincuencia económica, y crímenes contra la humanidad. Son básicas las buenas relaciones con los colegas y estamentos coordinados  y la elaboración de proyectos o iniciativas de cooperación  como L’Appel de Geneve  de 1996 creado por siete jueces entre los que figuraba Gárzón y fiscales europeos y que supuso el inicio de toda una corriente de cooperación entre los diferentes países de la Europa.

El malgistrado impulso así mismo numerosas comisiones rogatorias abiertas para acción conjunta; operaciones de explotación simultánea hasta con 10 países como en el casoa de Hielo Verde (Green Ice) en 1991. Detenciones en directo  entre  España y Francia; o con Portugal; o con Italia no hubieran sido posibles sin esa apertura hacia el exterior. Las figuras de las entregas controladas, entrega de personas, transmisión de pruebas, apertura de relaciones de cooperación, superación de las reticencias, evolución de la cooperación se pudieron realizar, en gran medida, gracias a los contactos personales pioneros y al hecho de la propia existencia de la Audiencia Nacional.

Los contactos  con países tan lejanos al sistema de derecho español como Arabia Saudí o con tantas dificultades como EE.UU se desbloquearon después de las correspondientes visitas y esfuerzos de explicación; o las investigaciones sobre terrorismo internacional sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con una intensa coordinación y cooperación con la Fiscalía General de la Nación.