Memoria Histórica

crimenes franquismoEl juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se declaró en octubre de 2008 competente para investigar la desaparición de las víctimas del franquismo. En su auto, el magistrado atribuyó al dictador Francisco Franco y a otros 34 jefes que dirigieron la rebelión contra el Gobierno de la República un plan de exterminio sistemático de sus oponentes y de represión que terminó con al menos 114.266 desaparecidos. El juez enmarcaba estos hechos el contexto de crímenes contra la humanidad.

Al estar muertos los implicados no existía responsabilidad penal, por lo que los juzgados territoriales correspondientes tendrían que hacerse cargo de estos casos. Garzón se inhibió un mes después en favor de estos 62 juzgados de acuerdo con lo que marca la ley.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, se opuso a la apertura de este proceso y acusó a Garzón de iniciar una «causa general» contra el franquismo. El fiscal pidió la nulidad de la investigación, que calificó de «disparate jurídico. Zaragoza consideraba que estos hechos, estaban prescritos y perdonados por la Ley de Amnistía de 1977.

Un instructor polémico

Pero el sindicato ultraderechista Manos Limpias, presentó una querella contra Garzón por prevaricación (dictar a sabiendas una resolución contraria a derecho), denunciando que se había extralimitado en sus competencias en la investigación del franquismo. En mayo de 2009, el Tribunal Supremo la admitió a trámite, también admitió otras dos querellas de Libertad e Identidad y Falange Española de las JONS. El Supremo añadió además en sus argumentos el informe del fiscal jefe de la Audiencia Nacional que había manifestado ya su oposición.

El instructor de la causa fue el magistrado del Supremo Luciano Varela, un hombre crítico con Garzón, a quien calificaba de “juez estrella”. El mismo juez Varela fue también en 2008 ponente de la querella que atribuía a Garzón el supuesto cobro de 1,7 millones de dólares por unos cursos en la Universidad de Nueva York, si bien rechazó los delitos de prevaricación y cohecho de los que se le acusaban.

Manos Limpias

Manos Limpias está liderado por un exdirigente del ultraderechista partido Fuerza Nueva, Miguel Bernad. Este supuesto sindicato es pródigo en la presentación de querellas muchas de las cuales han sido rechazadas. La asociación Libertad e Identidad, también de ideología conservadora presentó por su parte otra querella por supuesta prevaricación. Por último, se incorporó a la causa contra el juez, Falange Española de las JONS, que pedía 20 años de inhabilitación para Garzón, con el argumento de que quería encargarse de una causa para la que sabía que no era competente.

Precisamente en las denuncias de desapariciones forzadas de los familiares de víctimas del franquismo se denuncia el papel de muchos falangistas en las ejecuciones y «sacas» de los desaparecidos. El juez expulsó el 23 de abril a Falange por una cuestión formal. Según el instructor, Falange entraba en valoraciones que dificultaban la veracidad o la falsedad de los argumentos. El 18 de octubre el Supremo ratificó su expulsión de la causa.

El magistrado presentó un recurso calificando las acusaciones de «burdas represalias». Y añadía: «Imputar a altos cargos de la dictadura franquista por un delito contra altos organismos de la nación y la forma de gobierno puede ser discutible, pero en ningún caso constituye un delito de prevaricación».

Apertura de juicio oral

La defensa de Garzón manifestó que la actuación de Garzón hubiera sido injusta solo «si hubiera desamparado a las víctimas que reclamaban justicia; si les hubiera denegado su derecho a saber; si se hubiera negado, en fin, a admitir unas denuncias que recogían gravísimos hechos delictivos». Por su parte, la Fiscalía del Tribunal Supremo, se manifestó en contra de la denuncia y sin entender que se hubiera producido en ningún caso un delito de prevaricación.

En abril de 2010 Baltasar Garzón recusó al magistrado instructor Luciano Varela. El juez aconsejó a la organización ultraderechista Manos Limpias cómo debía ser su escrito de acusación. En una providencia, sugería borrar determinadas partes del escrito e incluso en un apartado la defensa de Garzón denunció que se habían plagiado párrafos completos del auto del 3 de febrero del instructor del Supremo. El letrado Gonzalo Martínez Fresneda, defensor del magistrado habló de parcialidad en cuanto a la actuación de Varela. La recusación fue rechazada y el 12 de mayo comenzó el juicio oral contra Garzón quien fue suspendido por el CGPJ, según obligaba la Ley.

Manifestaciones de apoyo

Miles de personas participaron el 24 de abril de 2010 en las concentraciones y manifestaciones convocadas en toda España para denunciar la impunidad del franquismo y apoyar al juez Baltasar Garzón, convocadas por plataformas de reconocimiento a la Memoria Histórica

El acto más multitudinario tuvo lugar en Madrid, donde los organizadores reconocieron que la asistencia a la marcha que transcurrió entre la puerta de Alcalá y la del Sol superó «con creces» sus expectativas más optimistas (calculaban unos 100.000 asistentes). El acto concluyó con la lectura de un manifiesto por parte del cineasta Pedro Almodóvar, la escritora Almudena Grandes y el poeta Marcos Ana, que pasó 23 años en las cárceles franquistas.

En el texto, al que siguió un minuto de silencio por todas las víctimas del franquismo, se lamentaban «las consecuencias de un proceso que, en democracia, ensucia» la memoria de las víctimas del franquismo, desprecia el dolor de sus hijos, de sus nietos y condena las aspiraciones de justicia de cientos de miles de familias españolas».

En Barcelona fueron más de cuatro mil personas que llenaron la plaza de Sant Jaume. La concentración convocada en Sevilla contó con la presencia de la madre y las hermanas de Garzón, natural de Jaén, donde también unas trescientas personas participaron en un acto de apoyo al juez que se repitieron en localidades como Zaragoza, Murcia, Cáceres, Valladolid, León, Palma de Mallorca, Las Palmas, Santander, Valencia o Gijón, entre otras.

Los actos de apoyo a Garzón contaron con la presencia de numerosos políticos de los partidos de izquierda -como Cayo Lara y Gaspar Llamazares (IU), Pedro Zerolo (PSOE) o Joan Herrera (ICV)-, mientras que fueron duramente criticados por el PP, cuyo presidente, Mariano Rajoy, los calificó de campaña “brutal y antidemocrática” contra el Tribunal Supremo.

Absolución

El representante de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) Reed Brody denunció el «doble rasero” de la Justicia española, que investigó dictaduras como las de Chile y Argentina pero ha encausado a un juez por hacer lo mismo con el franquismo.47 En la misma línea, Ronald Gamarra, Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú y abogado de la parte civil en el juicio contra el expresidente Alberto Fujimori, condenado por crímenes de lesa humanidad, mostró su sorpresa «de que los países no quieran a los jueces que justamente legitiman a su Poder Judicial, que son independientes y que prefieren el honor y la justicia al pasado vergonzante».

Mientras esto ocurría con una repercusión internacional de pesar y asombro, un centenar de ciudadanos residentes en Latinoamérica vinculados con organizaciones independentistas del País Vasco y en diversos casos de ideología cercana a ETA, organización terrorista contra la que el magistrado había actuado durante años, firmaron un documento en el que rechazaban el franquismo, pero no apoyaban a Garzón, al que acusaban de perseguir a los vascos, catalanes, gallegos y al gobierno de Venezuela.

El Tribunal Supremo absolvió a Baltasar Garzón el 27 de febrero de 2012. La sentencia dictaminó que el magistrado incurrió en un exceso interpretativo de las normas, pero que dicha conducta no constituyó delito de prevaricación. También resaltó que, mediante la incoación de la causa contra el franquismo, pretendió tutelar a personas víctimas de una lesión. En este mismo sentido, un editorial de The New York Times, fechado el 5 de febrero de 2012, afirmaba que «Perseguirle atenta contra la Justicia»

____________________

Referencias documentales

0 comentarios sobre “Memoria Histórica
1 Pings/Trackbacks para "Memoria Histórica"
  1. […] con las víctimas del franquismo de FIBGAR y especialmente de su presidente Baltasar Garzón, que fue procesado por admitir a trámite las querellas presentadas por víctimas del franquismo ante la Audiencia […]